Nuestros 7 mandamientos

En nuestra casa tenemos una obsesión muy clara, la de buscar productos únicos con características únicas. Por ese motivo todos nuestros productos tienen nombre, apellidos y un origen muy marcado, y han sido seleccionados meticulosamente asegurándonos su autenticidad y que el animal haya sido criado con respeto, paciencia y buenas prácticas.
Todos nuestros productos tienen nombre, apellido y unos orígenes muy marcados, y esto nos llena de orgullo..
Transparència total, a la vaca la llamamos vaca, el buey es buey y no todo el Wagyu es Kobe. A las cosas por su nombre, nunca vamos a vender “gato por liebre”
Implicación absoluta en todas las ventas, hasta que el producto no llega a la cocina del cliente no nos quedamos tranquilos. Si hay un problema siempre vamos a dar la cara.
Mejora continua, siempre estamos dispuestos a cambiar nuestros procedimientos para tratar de mejorar un servicio o producto. Estamos abiertos a sugerencias.
La venta asistida es nuestra máxima. Para vender nuestros productos nos sentimos más cómodos cuando los clientes preguntan, se informan o se dejan asesorar. Llevamos el mercado en la sangre.
Somos gente de mercado, pues nuestra empresa lleva más de 165 años instalado en uno, y esto se nota. La cocina de mercado no es una moda, sino una forma de entender la cocina.