Home / Pastrami / Ummm…Ohhh…Ahhh… ¡Pastrami!

Ummm…Ohhh…Ahhh… ¡Pastrami!

El bocadillo que no te puedes perder si viajas a Nueva York ha cruzado fronteras y cada vez es más fácil de encontrar en nuestro país. Te desvelamos como se consigue su textura y sabor inigualables.

El pastrami tiene su origen en Europa, donde era un producto consumido por los judíos residentes en Hungría y otros países del este. Durante la segunda guerra mundial, muchos de ellos huyeron a Nueva York y encontraron que la carne de oca que utilizaban tradicionalmente para hacer el pastrami era muy cara, así que lo empezaron a hacer con ternera. De este modo, además, preservaban y mejoraban el sabor y la textura de estos cortes de carne más económicos.

¿Cómo se elabora?

El pastrami se puede hacer con cualquier corte de carne, pero el mejor sale del pecho de la ternera o “brisket”.
La carne se cura de dos a cuatro semanas con sal y se marina con una mezcla de cebolla, ajo, pimienta, cilantro y otras especias, según la fórmula secreta de cada maestro. En este punto ya está lista para el ahumado durante 2 ó 3 días a baja temperatura, que le dará su sabor característico dependiendo de la madera utilizada para hacer el humo. El siguiente paso será el cocinado, que se prolongará hasta que la carne esté cocida pero todavía suave y temblorosa. El toque final y una ternura insuperable se los darán los 20 minutos de cocción al vapor.

El Harry-met-Sallypastrami así ya está listo para cortar y sólo necesitáis unas rebanadas de pan de centeno, mostaza y pepinillos para hacer un sandwich “orgásmico” como el de Meg Ryan en la película “When Harry met Sally”.

(Si viajáis a Nueva York, no dejéis de visitar el Katz’s Deli en el East Village de Mahattan, con 125 años de historia y ¡los mejores sandwiches del mundo!)

“When Harry met Sally”. 1989

Dónde encontrarlo

En Sanmarti 1850 tenemos dos tipos diferentes de pastrami, que puedes encontrar tanto en la tienda del Mercat Central de Sabadell como en la tienda online.

pastrami-newyorkEl pastrami New York es el más sabroso que tenemos, ideal tanto para comer en frío (como un jamón), como para hacer el mítico bocadillo kilométrico américano al más puro estilo “Crónicas Carnívoras”.

Su textura es muy carnosa y los toques ahumados y de pimienta están más presentes, así que no hacen falta muchos aliños ni acompañamientos para disfrutarlo. Es ideal para sustituir el bacon del cerdo.

El pastrami Chicago tiene un aspecto más uniforme, similar a un fiambre y una textura no tan carnosa como el New York. Su sabor es más suave y el ahumado y el aliño no predominan tanto, así que es ideal para comerlo en bocadillo, aliñado o a la plancha en la sartén.

¿Cómo comerlo?

Es un producto muy versátil, que fácilmente puede ser un buen sustituto del bacon o del jamón y, además, es ideal para aquellas personas que no pueden comer cerdo o que tienen niveles de colesterol elevados.

Nosotros, por ejemplo, lo utilizamos para cocinar una fantástica salsa carbonara para cualquier pasta, aunque el rey de la corona siempre será el bocadillo.

Cómo hacer un bocadillo de Pastrami

SandwichDulceMuffin@DulceMuffin nos ha preparado un delicioso bocadillo con nuestra variedad New York

Si queréis la receta, la encontraréis detallada en su blog:
http://dulcemuffin.blogspot.com.es/2017/03/pastrami-nueva-york.html

 

Sandwich de pastrami. @DulceMuffin

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *